Falta de conectividad y de formación tecnológica, las mayores trabas para las clases virtuales

La pandemia de COVID-19 obligó a la educación a distancia en el mundo.

Redacción | Pulso Empresarial

La falta de conectividad y la falta de formación tecnológica o acceso a la tecnología fueron identificadas como las mayores dificultades para las clases virtuales, según el estudio ‘El uso de la tecnología para innovar la práctica docente’, elaborado por el Programa de Educación del Diálogo Interamericano y con colaboración de Microsoft.

Es por eso que la educación a distancia, obligada por la pandemia de COVID-19, significó un verdadero reto de adaptación a un nuevo modelo de aprendizaje para todo el ecosistema de maestros, alumnos, familias e instituciones.

En la mayoría de los países de la región, las autoridades educativas se enfocaron en desarrollar estrategias y acciones inmediatas para atender la enseñanza virtual y en particular, las demandas docentes.

Actualmente, en Bolivia se está retomando la modalidad de educación híbrida o presencial, pero la realidad es que desde el inicio de la pandemia el acceso a la educación estuvo al centro de la conversación, por dos motivos: primero, los gobiernos trabajaron para garantizar el derecho a ella y, luego, los alumnos y las escuelas, en particular del nivel básico, pero también en educación superior, requirieron mayor adaptación y adecuación de los modelos tradicionales de enseñanza.

Plataformas digitales para optimizar la educación remota e integral

Dos de los principales aprendizajes del estudio fueron que la aplicación de tecnologías como plataformas digitales pueden facilitar la práctica docente. Sin embargo, hay consideraciones que atender:

  1. La capacitación en plataformas digitales para docentes es esencial. Durante la pandemia se desarrollaron plataformas extremadamente sofisticadas que no fueron utilizadas por los docentes debido a su complejidad. Una alternativa a esto ha sido la proliferación de ofertas de capacitaciones como Massive Open Online Course (MOOC) muy especializados tanto en materia como en funciones o herramientas tecnológicas en particular.
  2. Impulsar el uso de las plataformas educativas digitales. La utilización de plataformas digitales permite escalar y replicar iniciativas efectivas y probadas de forma fácil y rápida bajo una interfaz conocida por los maestros. Así como transparentar el proceso de evaluación y brindar un entorno seguro para las calificaciones e información sensible.

Con ese fin, en Bolivia, Microsoft y el Ministerio de Educación pusieron en marcha el Programa de Capacitación en Herramientas para la Educación Virtual, que estuvo dirigido a más de 150.000 educadores.  

Los maestros de distintas áreas accedieron a becas para capacitarse en herramientas como Office 365, Microsoft Teams y Class Notebook, entre otras. Aprendieron a programar clases en línea por video conferencia, compartir contenido de manera virtual y grabar las clases para que queden disponibles para futura revisión, entre otras cosas. 

“Sin duda, la pandemia planteó un paradigma ya ineludible en el sector educativo. Este es el momento de pensar cómo será este futuro en la escuela, cómo usaremos las lecciones aprendidas después de la respuesta ante COVID-19, cómo adoptaremos esta nueva demanda por habilidades y la llevaremos a las aulas actuales, cómo asegurar que los alumnos la acepten y qué resultará en más aprendizaje, teniendo en mente que la conexión entre alumnos y maestros está al centro de una educación de calidad, y que la conexión y participación deben persistir, sin importar nuestro ambiente físico”, apuntó Luciano Braverman, director de Educación para Microsoft Latinoamérica.

Para consultar el informe completo, por favor visite: https://www.thedialogue.org/analysis/el-uso-de-la-tecnologia-para-innovar-la-practica-docente-retos-y-lecciones-aprendidas-en-la-pandemia/?lang=es

Para más información sobre el trabajo en educación de The Inter American Dialogue, por favor, consulte: https://www.thedialogue.org/programs/programs/education/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *